La ceremonia medicinal: usos tradicionales

La ceremonia medicinal: usos tradicionales

La medicina ancestral amazónica es una medicina energética que considera que por el cuerpo circulan diversos canales de energía. Estos canales tienen puntos importantes en  los circuitos que coinciden exactamente con los chakras de las tradiciones orientales.

Se considera asimismo que el cuerpo tiene memoria y que ciertas situaciones de la vida pueden generar bloqueos en el mismo y fragmentación de la relación de la persona con su cuerpo físico, con sus emociones, con otras personas, con su parte espiritual… Cuando los canales energéticos corporales se bloquean, se instaura el germen de la enfermedad.

La ceremonia medicinal de ayahuasca es una técnica de sanación muy antigua que tiene un protocolo completo de actuación, con sus etapas, técnicas determinadas y con usos bien definidos.  El objetivo de la ceremonia de ayahuasca es eliminar los bloqueos de energía que dificultan el normal funcionamiento del paciente y reconectar las partes escindidas del mismo. Esta reconexión interior de la persona, se manifiesta también en un reordenamiento con el exterior.

Nos vamos a centrar en la descripción de los usos medicinales de la ayahuasca.

El PRIMER uso medicinal de la ayahuasca es el diagnóstico del cuerpo físico. Cuando se toma la ayahuasca, el paciente puede sentir claramente las áreas de su cuerpo que no están funcionando correctamente o que tienen algún tipo de anomalía. El cuerpo recupera su voz e indica claramente, tanto a la persona que lo ha tomado como al médico tradicional o chamán que conduce la ceremonia, las zonas afectadas dentro del mismo. Con una serie de técnicas determinadas, se puede mirar dentro de esas zonas para definir la situación exacta del mal y el estado en que se encuentra dando un diagnóstico muy preciso y a partir de ahí decidir qué tipo de tratamiento puede ser mejor, también es posible ver muchas veces el origen emocional del mismo, el trauma o situación que lo generó.

El SEGUNDO uso medicinal de la ceremonia de ayahuasca trabaja sobre la salud emocional. Se produce una apertura de las memorias grabadas en el cuerpo de forma que la persona visualiza las corazas que lo están bloqueando y que se han producido por situaciones sufridas en determinados momentos de nuestra vida. Estas corazas se suelen generar en épocas muy tempranas, generalmente en los primeros años de la infancia y se localizan en zonas determinadas del cuerpo según la emoción a la que están asociadas. Siendo éstas miedo, cólera, culpa o tristeza. Es habitual que se somaticen en forma de capas que hay que ir limpiando y desbloqueando de forma gradual. Lo que es importante es darse cuenta de que la ayahuasca siempre accede primero al material que es prioritario trabajar en cada momento.

El TERCER uso medicinal es para temas situacionales, circunstanciales o incidentales. Tradicionalmente se recurre a esta medicina en todos los momentos de cambio en la vida  de la persona para poder acceder a la fuente de recursos internos y desde esa claridad poder tomar decisiones sobre los nuevos rumbos.  Por ejemplo se recurre a esta medicina antes de decidir que profesión se quiere estudiar, antes de emigrar, antes de irse a vivir con una pareja o antes de una separación para ver si se puede hacer algo para salvar la relación,  antes de empezar un negocio o cerrarlo, antes de empezar una sociedad con alguien, … se utiliza para que la persona vea dentro de sí con claridad lo que realmente quiere, y que ésta claridad interna lo ayude en la toma de decisiones.

La salud situacional trabaja también sobre incidentes o situaciones traumáticas, p.ej. un desengaño amoroso, o la muerte de un ser querido, un accidente de tráfico, un asalto o secuestro, un terremoto que conmociona la vida de la persona, pérdida de seres queridos, un alud o un huracán… A veces, esta situación externa traumática invade el mundo interno y lo parasita. En estos casos el principio medicinal es el mismo, desbloquear estos núcleos parasitarios y reconectar a la persona con los suyos.

 Y el CUARTO uso medicinal es la salud espiritual. Para la medicinal ancestral el ser humano es de una naturaleza espiritual.  Dentro de nosotros, al igual que en la naturaleza existe una fuente de energía y hay una manera de vivir desde esa energía. No solamente desde la apariencia de las cosas sino de la esencia. En este caso lo que se busca es que la persona esté en una relación armónica consigo misma, con sus antepasados, con sus descendientes, con los espíritus de la naturaleza, con su parte trascendental y qué se reconozca cómo el animal mágico qué es.

Cuando una persona pierde su naturaleza espiritual comienza a haber enfermedades de tipo carencial. Por ejemplo, las adicciones, y por eso, a través de esta medicina las adicciones tienen un tratamiento bastante eficaz.

Lo que se busca  es que la persona recupere la identidad cultural y espiritual, sus tradiciones y linajes, y que descubra la fuente de energía poderosa que implican estos contenidos. Implica la reestructuración de la persona en su existencia frente a su pasado, no solamente desde que nació sino desde sus antepasados, y también la responsabilidad frente al futuro y hacia sus generaciones venideras. Desde este punto nace la cultura de la tolerancia y del respeto a las otras tradiciones.

El trabajo espiritual implica ir un poco más allá de la diferencia y más a la esencia.

Para poder trabajar en todos estos niveles, el médico tradicional debe  saber utilizar y manejar muchas energías de la naturaleza para desbloquear,  extraer los contenidos parasitarios a nivel energético, alinear, reconectar, y en definitiva para sanar a la persona que acude a la ceremonia.

Anuncios

Código ético Sacha Q’ente

Ante el alarmante aumento de accidentes y otros incidentes en centros ayahuasqueros en Perú, desde Sacha Q’ente queremos manifestar nuestra tristeza y preocupación por esta situación.

ayni3

Debido al incremento del turismo enteogénico han proliferado en los últimos años muchos lugares donde se ofrece ayahuasca a los extranjeros por personas sin la capacitación ni la integridad requerida para este trabajo.

Nuestro centro está gestionado por mujeres y hombres peruanos y europeos. La salud de los pacientes y personas que nos visitan es nuestra mayor prioridad (sean extranjeros o locales).

Es parte de nuestra misión defender la dignidad de esta Medicina Ancestral y sobre todo la seguridad de nuestros pacientes y para ello nos comprometemos a cumplir el siguiente código ético:

1. Antes de la llegada al centro informaremos siempre de los alimentos y medicinas que causan interacción con la ayahuasca y otras plantas de dieta que puedan ser administradas como parte de nuestros tratamientos. Pediremos información a las personas que nos visitan sobre los medicamentos que están tomando y las patologías que puedan sufrir.

2. A la llegada al centro realizaremos siempre una entrevista previa a los participantes con el objetivo de informar sobre los requisitos imprescindibles para participar en una sesión y detectar si existe alguna causa que impida su participación.

3. Vetaremos la toma de ayahuasca a personas con problemas de corazón, que requieran tomar medicamentos antihipertensivos de forma constante, personas con patologías graves, incapacitadas mentalmente por algún tipo de trastorno severo o que rechacen la firma del consentimiento informado.

4. La persona que conduce nuestras ceremonias Pío Vucetich se ha formado durante 25 años con maestros indígenas shipibos y lamistas y posee la autorización y reconocimiento de sus linajes para trabajar con ayahuasca y otras plantas de dieta. Además Pío Vucetich es psicólogo, psicoanalista y psicoterapeuta con más de 30 años de experiencia trabajando con pacientes en su consultorio particular. Asimismo las personas que colaboran con Pío poseen la formación necesaria para ayudar a éste y atender a los pacientes que lo precisen.

5. Durante la estancia de los pacientes en nuestro centro se realizan entrevistas personales de forma regular con Pío Vucetich para hacer un seguimiento del proceso de los pacientes.

6. Informaremos a nuestros pacientes de los posibles efectos, de la forma y duración de la sesión y de la composición de la substancia que se tomará. Nuestra ayahuasca está compuesta únicamente de B.caapi y P. viridis, comúnmente conocidas como ayahuasca y chacruna. En nuestro centro no se añaden otras plantas a la medicina.

7. La dosis de ayahuasca que se administrará a cada persona es la justa para poder realizar su trabajo interior de forma efectiva y potente pero segura.

8. Nos esforzaremos por mantener un nivel óptimo de calidad humana en todo momento, antes, durante y después de las sesiones.

9. Nuestras ceremonias serán llevadas a cabo con rectitud y ética, orientándose exclusivamente al desarrollo propio, de las personas que asisten a la sesión,  de su entorno y para el bien de la humanidad. Absteniéndonos absolutamente de causar de forma voluntaria cualquier tipo de mal a nadie:

a) Respetando la integridad sexual, física y emocional de los participantes.

b) No tratando de sonsacar dinero o influencias durante la sesión

c) Tratando toda la información personal de los asistentes de forma confidencial

10.En nuestro centro recibimos con mucha frecuencia mujeres que viajan solas. Es una de las mayores prioridades de las mujeres y hombres que gestionamos este centro ofrecer a nuestras pacientes un espacio seguro y respetuoso para su trabajo interior.

a)    En nuestras sesiones habrá siempre una mujer que pueda atender y acompañar a las pacientes de puedan precisarlo.

b)    Nos comprometemos a vigilar que el personal que trabaja en nuestro centro observe un estricto respeto hacia las mujeres que nos visitan.

c)    Trataremos de colaborar y asistir en lo posible para que su viaje y llegada al centro sean lo más seguros posibles.

¡Bienvenidos!

Buenas noticias!!!

Gracias a Dios, Phil y Lina ya se han mudado desde Nueva Caledonia y vienen para quedarse definitivamente en Sacha Q’ente. Con su llegada los trabajos de construcción han tomado mucho más ritmo.

phil

Seguimos trabajando en el cercado para evitar que continúen las talas y por fin vamos a poder comenzar la construcción de las cabañas para los retiros y para los voluntarios del proyecto medioambiental.

También hemos estado plantando árboles de Pacay, Almendrillos y Chimbillos para alimentar a nuestros monos. Y trayendo montones de plantas medicinales del Ucayali.

pacay4

Con el nuevo año y las ayudas que van llegando, el proyecto va tomando velocidad.

¡Bienvenidas todas las ayudas!